¿Te ayudamos? 961140203 email
Enfermedad de Sever: una de las patologías más frecuentes en ciclistas

Enfermedad de Sever: una de las patologías más frecuentes en ciclistas

Los ciclistas son propensos a sufrir una variedad de afecciones concretas debido a los movimientos y estiramientos en sus extremidades inferiores. Una de ellas es la “epifisitis del calcáneo”, más conocida como Enfermedad de Sever. La zona donde crece el hueso se inflama produciendo dolores fuertes y molestias que dificultan cualquier tipo de actividad.

¿Qué es la enfermedad de Sever?

La enfermedad de Sever se trata de una inflamación, a veces irritación, de los cartílagos que se ubican en el extremo del hueso (talón) responsable del crecimiento del pie. Esta zona se hace más débil y dolorosa, ya que el cartílago sigue creciendo. El resultado es que las células del cartílago se convierten en células óseas provocando dolor intenso en el talón.

Causas de la enfermedad de Sever

Durante la fase de crecimiento de la infancia y pubertad se desarrolla la Enfermedad de Sever por el crecimiento heterogéneo del pie. Los músculos y tendones se empiezan a tensar y a tirar del cartílago de crecimiento del talón, por lo que se provoca la tensión en esa parte del pie. Esta patología es bastante frecuente entre los que practican ciclismo ya que este deporte requiere, por su propia naturaleza, de la movilidad constante de los pies.

Aun así, no es una patología asociada única y exclusivamente al ciclismo. Existe la posibilidad de que aparezca después de estar de pie durante muchas horas por la presión sobre el talón, aunque es menos frecuente.

Si practicas el ciclismo y sientes mucho dolor en el talón hay muchas papeletas de que lo que los síntomas que te están “dando un poco de guerra”, sean responsabilidad de la Enfermedad de Sever.

¿Qué síntomas produce en los ciclistas?

La sintomatología de la Enfermedad de Sever, que es más una condición temporal que una enfermedad, puede manifestarse en uno o ambos talones. Entre los síntomas más comunes se encuentran los siguientes:

  • inflamación del talón;
  • enrojecimiento del talón;
  • rigidez en el pie;
  • dolor al presionar el talón;
  • dificultad para caminar.

Cada uno de los síntomas aquejan al ciclista hasta que se cumple con el reposo adecuado. La recomendación es dejar de hacer por completo ejercicios físicos de 2 a 8 semanas, para evitar la sobreestimulación de la zona. Además, el uso de la magnetoterapia también ha demostrado su eficacia para el tratamiento de la enfermedad de Sever, ya que mitiga los síntomas como el dolor y la inflamación y favorece la recuperación.

Otras enfermedades frecuentes en los ciclistas

Es posible que los ciclistas padezcan otras dolencias de manera simultánea, o no, a la Enfermedad de Sever. Las enfermedades frecuentes son:

  • Síndrome de la banda ileotibial: es producido en la parte exterior de la rodilla generando molestias durante la actividad física.
  • Dolor patelofemoral: se presenta en la parte frontal de la rodilla por la fricción entre el hueso y el cartílago.
  • Dolor de espalda: en el área lumbar o ciática es común el dolor por la posición particular de los ciclistas.
  • Dolor de cadera o ingle: se causa por una postura incorrecta y la sobrecarga en la mochila de los ciclistas.

Lo ideal para prevenir estas afecciones es fortalecer los músculos y mantener una buena postura durante el ciclismo. Se aconsejan los masajes y liberar la tensión en la espalda, piernas y pies, así como sesiones de magnetoterapia que ayudarán a relajar los músculos, eliminar tensiones y favorecer la circulación y el aporte de oxígeno al aparato locomotor.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Aparatos de Magnetoterapia recomendados