¿Te ayudamos? 617417991
Hernia discal: causas, síntomas y tratamientos

Hernia discal: causas, síntomas y tratamientos

La hernia discal es una patología que discurre con dolor en la zona baja de la espalda o zona lumbar y que tiene lugar al desplazarse parte del disco intervertebral hacia la raíz nerviosa ejerciendo presión.  .

El origen de esta dolencia suele estar relacionado con uno de estos tres puntos:

  • Malas posturas.
  • Levantar peso de forma inadecuada.
  • Golpes y contusiones en la zona de la espalda.

Una hernia de disco irrita los nervios cercanos y eso es lo que produce dolor, rigidez e incluso, puede provocar debilidad en los brazos en en las piernas. La mayoría de las personas que tiene una hernia de disco no necesita cirugía para corregir el problema y con sesiones activas de magnetoterapia pueden aliviarse y mejorar su calidad de vida.

Síntomas de las hernias discales

La mayoría de las hernias discales se producen en la columna lumbar, aunque también pueden ocurrir en pocas ocasiones en la columna cervical. Los síntomas más frecuentes de las hernias discales son:

Dolor en las extremidades o en los brazos: Si la hernia discal está en la parte baja de la espalda (columna lumbar), sentirás dolor en los glúteos, muslos y pantorrillas. Si la hernia discal se encuentra en el cuello (columna cervical), el dolor será en los hombros y brazos.

Entumecimiento u hormigueo: Cuando las personas tienen una hernia discal sienten entumecimiento u hormigueo en la parte del cuerpo que está en conexión con los nervios afectados.

Debilidad: Todos los músculos conectados con los nervios afectados tienden a debilitarse de manera precipitada. Esto hace que tropieces o puede afectar también a tu capacidad de alzar y sostener objetos por tiempos prolongados.

Magnetoterapia: tratamiento eficaz para la hernia discal

En la actualidad la magnetoterapia, terapia física basada en la aplicación de campos magnéticos, ha demostrado su eficacia. Los estudios realizados sobre este tratamiento concluyen que existe una relación directa entre la aplicación de la magnetoterapia y la reducción del dolor y la inflamación en pacientes con problemas a nivel musculo esquelético.  Tanto es así, que prácticamente todos los centros de rehabilitación, hospitales y fisioterapeutas, cuentan con aparatos de magnetoterapia para tratar a sus pacientes.

En este sentido, la magnetoterapia se inicia a nivel celular favoreciendo la actuación de la bomba de sodio potasio, por medio de la cual se mejora la despolarización y repolarización de la célula y con ello el aumento del nivel energético de la misma.

Efectos de la Magnetoterapia

Tiene un claro efecto vasodilatador que aplicado sobre la circulación local provoca un potente efecto de relajante muscular y antiinflamatorio.

Además, también produce un potente efecto analgésico de larga duración y de regeneración paulatina de los tejidos. Este efecto mejora utilizando los equipos de magnetoterapia portátiles de manera continua.

El aumento de sangre logrado gracias a su aplicación, genera un aporte de sustancias nutritivas que ayudan de forma activa a que los tejidos dañados vuelvan a su estado original.

Recomendaciones para mejorar aún más

Haz ejercicio: Fortalecer los músculos del tronco ayuda a estabilizar y sostener la columna vertebral, mejorando aún más los resultados del tratamiento de la magnetoterapia.

Mantén una buena postura: Una buena postura reduce la presión sobre la columna vertebral. Mantén la espalda derecha, sobre todo cuando permanezcas sentado mucho tiempo. Cuando levantes objetos muy pesados, hazlo haciendo el esfuerzo con las piernas, y no con la espalda.

Un peso saludable te ayudara también a mejorar en todos los aspectos de tu salud.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Aparatos de Magnetoterapia recomendados