¿Te ayudamos? 961140203 email
Las 3 lesiones musculoesqueléticas más comunes

Las 3 lesiones musculoesqueléticas más comunes

Las lesiones musculoesqueléticas son uno de los problemas de salud más frecuentes y habituales.

Existen diferentes tipos y orígenes: genéticos, traumáticos o inmunológicos.

Sea como fuere, en el artículo de hoy vamos a poner el foco en las 3 lesiones musculoesqueléticas que más visitas al médico generan.

Lumbalgia

El dolor lumbar es uno de los problemas a nivel muscular y óseo que más incidencia tiene en nuestro país. Se estima que prácticamente el 80% de la población tendrá alguna vez en su vida lumbalgia.

El lumbago es básicamente dolor en la región lumbar.

¿A qué se debe? Pues lo cierto es que el origen es muy variopinto. Desde una sobrecarga muscular, malas posturas, lesiones a nivel vertebral, traumatismos…

Esta lesión, aunque es muy común, tiene diversos grados y en los más graves puede llegar a ser incapacitante y convertirse en crónica.

Para prevenirlo, practica ejercicio de bajo impacto y fortalece el core, cuida tu postura en el trabajo y evita cargar cosas pesadas, al menos sin proteger bien tu espalda.

Si ya te han diagnosticado la lumbalgia, te recomendamos que te apliques magnetoterapia para paliar sus principales síntomas, dolor e inflamación, lo que te ayudará a recuperarte y mejorar tu movilidad.

Artrosis

La artrosis es otra enfermedad que afecta de lleno a los huesos, concretamente a los cartílagos articulares de manos, muñecas, y dedos principalmente.

Es una patología reumática que afecta, por lo general, a personas a partir de los 50 años, pero no exime que la pueda padecer personas incluso más jóvenes.

Es un tipo de enfermedad reumática de carácter crónico. Es decir, no existe un tratamiento que cure la enfermedad, pero sí que frene su avance o que palie sus síntomas.

Quien padece esta patología sabe bien que una de sus principales señas de identidad es la pérdida de movilidad. Esto es así porque precisamente las articulaciones son las partes del aparato locomotor que permiten el movimiento.

Esta enfermedad es de origen genético, que no hereditario, por lo que tratar de prevenirla es complicado. Si es cierto, que la obesidad o la falta de ejercicio también son factores de riesgos por lo que llevar una vida saludable puede ayudar a sobrellevar esta patología en caso de desarrollarla.

Como hemos comentado es una enfermedad degenerativa con diagnóstico claro pero de tratamiento complejo. Los medicamentos suelen ser de carácter analgésico para mitigar el dolor.

El uso de la magnetoterapia está muy recomendado porque mejora la circulación, ayuda a disminuir la inflamación y tiene un potente efecto analgésico. Aplicada de forma continua, gracias a los equipos de magnetoterapia domiciliarios, se puede conseguir mantener a raya los principales síntomas de esta enfermedad.

Fracturas óseas

Las fracturas de huesos son uno de los motivos de consulta más comunes en traumatología.

Una buena parte de estas lesiones se producen a consecuencia de golpes y caídas o por la práctica de algún tipo de actividad deportiva.

Pero también puede producirse como consecuencia de algún tipo de enfermedad como la osteoporosis, que hace que los huesos se debiliten tanto que se acaban fracturando.

Esta patología, tiene una mayor incidencia en mujeres mayores de 50. Si este es tu perfil y de repente tienes una fractura te recomendamos que acudas a tu médico para que te revise la densidad ósea y descarte esta patología o confirme su diagnóstico.

Dependiendo el tipo de fractura tu médico te recomendará la ingesta de medicamentos, la inmovilización de la parte afectada, sesiones de fisioterapia o de otras técnicas como la magnetoterapia y la electroestimulación.

La elecroestimulación ayudará a que tus músculos no se atrofien, mientras que la magnetoterapia tiene efectos más directos sobre la lesión. Precisamente, lo que hace la terapia de campos magnéticos es favorecer la consolidación ósea por lo que los tiempos de recuperación suelen verse acortados.

Además, también te ayudara a disminuir la hinchazón generada tras la rotura, así como el dolor, mejorando tu calidad de vida.

Estos son 3 lesiones musculoesqueléticas con mayor incidencia en nuestro país. Si quieres saber más sobre ella o sobre el uso de la magnetoterapia en este tipo de patologías suscríbete a nuestro blog. ¡Te mantendremos puntualmente informad@!

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Aparatos de Magnetoterapia recomendados