¿Te ayudamos? 961140203
Magnetoterapia I-tech Mag
Neuropatía periférica: causas, síntomas y tratamiento

Neuropatía periférica: causas, síntomas y tratamiento

La neuropatía periférica es una enfermedad provocada por el daño a los nervios que están fuera del cerebro y de la médula espinal, es decir, a los nervios periféricos.

Se distinguen dos tipos de neuropatía periférica.

  • La mononeuropatía, que es cuando la enfermedad solo afecta a un nervio.
  • La polineuropatía, donde la enfermedad afecta a varios nervios periféricos simultáneamente. Esta última es la más común.

Así, esta patología causa dolor, debilidad y entumecimiento en zonas como las manos y los pies, pero también a otras zonas del cuerpo.

El perfil de los pacientes con esta enfermedad suele estar determinado por aquellos que han sufrido lesiones traumáticas, exposiciones a toxinas o problemas metabólicos. Aunque, en muchas ocasiones, la enfermedad es causada por un aspecto hereditario.

¿Cuáles son los síntomas de la neuropatía periférica?

La neuropatía periférica se compone de una serie de síntomas que es importante conocer, ya que su rápida identificación permitirá al médico recetarte el tratamiento más adecuado.

Entre los síntomas más comunes encontramos los siguientes:

En primer lugar, la sensibilidad de tu sentido del tacto y la falta de coordinación, incrementando las caídas.

En segundo lugar, la sensación de hormigueo y entumecimiento de los pies y las manos, que se extiende por las piernas y por los brazos. Se suele sentir como si vistieras calcetines o guantes cuando no es así.

En tercer lugar, el dolor punzante o agudo en ocasiones puntuales o mientras se realiza alguna actividad que no tendría que causarte ese dolor. En este caso, por ejemplo, puede ser cuando colocas algo que no pesa sobre tus pies o cuando te tapas con una manta.

Y, por último, la debilidad muscular. Se siente una sensación de debilidad en los músculos ante cualquier movimiento o sobreesfuerzo.

Magnetoterapia para combatir la neuropatía periférica

Los tratamientos contra la neuropatía periférica tienen como fin aliviar y controlar los síntomas que esta enfermedad produce.

Así, podemos distinguir dos tipos de tratamientos diferentes: las terapias y los medicamentos.

Entre las terapias más comunes para tratar la neuropatía periférica encontramos:

En primer lugar, la magnetoterapia, que consiste en la aplicación de campos electromagnéticos. Se emplean campos con alta intensidad y baja frecuencia en la zona del cuerpo donde se sienta el dolor o la debilidad, colocando una especie de faja alrededor de la zona afectada. Es una terapia muy ligada al mundo de la fisioterapia y tiene como ventaja que existen equipos de magnetoterapia domiciliarios,  pudiendo utilizarlo en casa sin ningún tipo de problema. Los equipos portátiles de I-Tech son los más recomendados por los expertos y los más vendidos de Europa.

Los principales beneficios de la magnetoterapia son sus potentes efectos analgésicos y antiinflamatorios que permiten mejorar la calidad de vida del paciente y recuperar la movilidad. Además cuenta con la ventaja de que es un tratamiento indoloro y prácticamente no tiene contraindicaciones por lo que prácticamente todo el mundo puede recibir el tratamiento.

En segundo lugar, el intercambio de inmunoglobulina y plasma intravenosa. Esta terapia permite eliminar la actividad del sistema inmunitario y beneficiar a los pacientes con inflamaciones. Para hacerlo, se extrae de la sangre del paciente los anticuerpos y otras proteínas, para después introducirlas de nuevo en el cuerpo.

Para terminar, otro de los tratamientos son los medicamentos. Los más utilizados para aliviar los síntomas son los analgésicos y los medicamentos anticonvulsivos.

Comparte este post

¿Quieres saber más sobre Magnetoterapia?

Aparatos de Magnetoterapia recomendados